El dato se conoce cuando, por primera vez, el Congreso de la Nación tratará en sesiones ordinarias dos proyectos de despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo.

 

  El aborto, un tema que genera polémica en la sociedad.  

 

A un mes del cierre de las sesiones ordinarias, el Congreso de la Nación tratará por primera vez un tema históricamente silenciado. En el marco de la Comisión de Legislación Penal, los diputados discutirán esta tarde los proyectos de legalización y despenalización del aborto, entre los que se encuentra el de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que ya cuenta con la firma de 50 legisladores de todos los bloques con representación parlamentaria. Aunque el presidente de esa comisión, el diputado  Juan Carlos Vega, pretende llegar hoy mismo a un dictamen de mayoría, existe un consenso entre diputados de distintos partidos políticos, entre ellos el Frente para la Victoria, para que el debate se desarrolle durante el año que viene, cuando los legisladores electos hayan asumido sus bancas.

Ayer, mientras el movimiento de mujeres y los grupos “pro vida” se organizaban para acompañar desde las calles la discusión en la Cámara Baja, la ONG Catholics for Choice publicó una encuesta cuya conclusión es contundente: “Los argentinos respaldan el acceso al aborto y rechazan la influencia de los obispos católicos.” La investigación confirma también la realidad masiva del aborto: un 34% de los argentinos consultados dijo conocer a alguien que se haya hecho una intervención de ese tipo, revalidando así otro dato clave en este debate, que el aborto es un problema de salud pública antes que un problema penal o moral.

El estudio se realizó en septiembre, en base a una muestra de más de 1000 personas mayores de 18 años. De ellos, el 45% se definió a favor de la legalidad del aborto durante las primeras 12 semanas de embarazo, es decir, lo que propone el proyecto de ley con más apoyos. Esta cifra trepa al 81% cuando se trata de embarazos donde está en riesgo la salud de la mujer; al 80% en los casos de violación; y al 68% si involucra alguna anormalidad en el feto. Estos escenarios componen los que se llaman “abortos no punibles”, contemplados por el artículo 86 del Código Penal. Sin embargo, varios médicos y jueces aún se niegan a cumplir con esa norma, obligando a las mujeres a cumplir con una maternidad forzada. Para reparar esa falta, el Ministerio de Salud de la Nación confeccionó una Guía de abortos no punibles que es de aplicación en toda la Argentina, pero que todavía espera la firma del titular de esa cartera, Juan Manzur, para adquirir el estatus de resolución ministerial.

Fuente: Tiempo Argentino

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »