Los comensales no estaban al tanto de que uno de los clientes había pasado a mejor vida hamburguesa en mano.

 

Denuncian a McDonalds porque debieron comer con un muerto      

Un grupo de comensales denunciaron a un McDonald's de la localidad de Sibenik, en Croacia, porque los obligaron a comer junto a un muerto el domingo pasado.

Al parecer, una mujer sufrió en ataque cardíaco y murió en el local, sentada a su mesa y frente a su McCombo. En vez de cerrar el establecimiento hasta que llegara la policía, los empleados continuaron atendiendo al público como si nada hubiese pasado.

La mujer habría fallecido alrededor de las 19.45 del domingo y la policía de Sibenik llegó al lugar pasadas las 21.15. Durante todo ese tiempo, el cuerpo estuvo cubierto por una sábana y el público entraba y salía del local sin que nadie les informara sobre el acontecimiento.

Testigos de la escena reconstruyeron la secuencia y explicaron que la mujer se había quejado de sentir dolor en el pecho y que su marido había llamado a una ambulancia. Momentos después, estaba muerta y él se quedó a su lado, al igual que los otros comensales.

"Nadie ordenó que cerraran el local, lo que sería bastante normal para un restaurante", explicó uno de los clientes insatisfechos, según el sitio inglés The Sun.

Una portavoz de la policía de Sibenik confirmó que no se pidió que el local cerrara, pero agregó: "No podemos asegurar si estaban preparando comida o no".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »