El anuncio fue hecho por la directora ejecutiva de Comité Olímpico y Paralímpico norteamericano, Sarah Hirshland, y junto a la presidenta, Susanne Lyons, analizaron a través de una teleconferencia la posición del país y sus atletas ante la pandemia.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »