Mascherano se abrazó con Gallardo antes del juego y luego sufrió el poderío de River, su ex equipo. Al volante le costó afirmarse ante cada ataque del puntero.

El River puntero fue demasiado para Estudiantes. Los jugadores del Pincha lo lo padecieron después de desperdiciar algunas chances de gol. El líder no los perdonó. A ninguno. Ni los más experimentados pudieron frenar a esa tromba que los agobió cuando apretó el acelerador. Ni siquiera logró apaciguar las aguas el oficio de Javier Mascherano, quien quedó reducido ante la superioridad del Millonario. En su tercera vez como rival del equipo de Núñez, el Jefecito lo pasó mal. Le costó afirmarse, dio algunas ventajas y colaboró -sin intención, claro- en el segundo gol de River con Suárez como protagonista.

Masche arrancó la noche con una sonrisa tras estrecharse en un abrazo con Gallardo (fueron compañeros en el Millo) y de intercambiar palabras. Y terminó el día rendido ante la superioridad del rival, seguramente masticando bronca por no haber respondido de otro modo en la maniobra del 2-0 definitivo. Al no dar el paso adelante, permitió que Nacho Fernández quedara habilitado. El jugador recibió y mandó un centro por bajo que Suárez tocó sutilmente, de espalda, con la punta del pie derecho. La pelota, que llevaba destino de arco, antes se desvió en la punta del botín de Mascherano y se le metió a Andújar.

Una acción desafortunada que dejó a Masche sin poder meter uno de esos cruces con que tanto se destacó a lo largo de su rica trayectoria. “Tuvimos algunas ocasiones y no las aprovechamos. El equipo compitió con sus armas ante el mejor equipo del campeonato. River está en un nivel superlativo. En un error nuestro, abrieron el marcador. Después del 2-0, se nos hizo muy difícil”, dijo Masche.

Así como Javier vio la amarilla por una falta a Nacho Fernández, hizo amonestar a Borré por una infracción del atacante. En líneas generales sufrió el partido ante cada ataque o muchos de ellos- de este River que parece imparable. Recuperó algunos balones por buena lectura, aunque sin una producción como las que acostumbra a exhibir y superado en el mediocampo. River fue mucho.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »