El Presidente explicó que la imposibilidad del viaje reside en que ese día deberá asistir a la inauguración del período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional.


El presidente Alberto Fernández puso en duda si podrá asistir el 1 de marzo a Uruguay para participar de la asunción del mandatario electo de ese país, Luis Lacalle Pou, ocasión que el jefe de Estado de Brasil, Jair Bolsonaro, pretende utilizar como oportunidad para concretar una reunión bilateral.

Fernández explicó que la imposibilidad del viaje reside en que ese día deberá asistir a la inauguración del período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional.

No puedo hacer coincidir todo; me encantaría, pero lo intentaré al día siguiente


Alberto Fernández
De esta forma, el mandatario le bajó las expectativas a un posible encuentro con Bolsonaro en Montevideo, una chance que había sido planteada el miércoles después de la reunión que el presidente brasilero mantuvo en Brasilia con el canciller Felipe Solá.

"No sé si voy a poder ir; el 1 de marzo se inauguran las sesiones" ordinarias del Congreso, sostuvo Fernández en declaraciones a radio Rivadavia, aunque complementó que le propondrá a Bolsonaro "verse al día siguiente".

En esa misma línea, el Presidente expresó: "No puedo hacer coincidir todo; me encantaría, pero lo intentaré al día siguiente".

Bolsonaro propuso el miércoles que la primera cumbre con Fernández fuera el 1 de marzo en Montevideo, durante la asunción del nuevo gobierno uruguayo.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »