El delantero "Xeneize" manifestó sus sensaciones del buen momento que le toca vivir, tras el gol y victoria ante Atlético Tucumán la fecha pasada. Además contó una anécdota respecto al encuentro donde fue una de las figuras en el equipo de Miguel Angel Russo.


Franco Soldano expresó este martes lo importante que es para el equipo que Juan Román Riquelme, vicepresidente segundo y responsable de fútbol del club, se acerque "una o dos veces por semana a Ezeiza a dialogar con el plantel".

"Que Román (Riquelme) venga a hacer sobremesa con nosotros es bueno. La otra vez nos comentó que contra Talleres -después del 2 a 0- tendríamos que haber cerrado el partido", dijo el atacante a quien el entrenador Miguel Russo eligió como titular en los últimos partidos.

"Recuerdo que cuando todavía no era dirigente, Román vino al hotel donde estábamos concentrados a buscar unas entradas. Con unos compañeros quisimos sacarnos una foto y no pudimos. Era inimaginable para mí tenerlo ahora tan cerca y escucharlo dar consejos, como a los demás ex jugadores que lo acompañan", dijo Soldano en diálogo con ESPN.

Boca le gan a Atltico Tucumn, con goles de Soldano y bila (Video: TNT Sports)
Después contó la anécdota que por estas horas tiene al ex Unión en el centro de la escena: el sábado último, cuando estaba por ingresar al estadio, un cura se le acercó y le dio una bendición.

"Creo en estas cosas, desde que falleció mi mamá hace unos años, me vienen pasando cosas raras como ésta. Fijate que después hago mi primer gol en la Bombonera. En Grecia, una paloma se poso arriba del travesaño y justo en ese arco hice un gol. Creo en un destino, pero también en estas cosas predestinadas", señaló Soldano.


Por último, el punta -de 25 años- cuyo pase pertenece al Olympiakos de Grecia, habló sobre su futuro: "Estoy a préstamo hasta junio con una opción. Cuando vine acá era para jugar en Boca y mi postura ahora es la misma, me quiero quedar y ser figura en este club".

En tanto, el plantel "xeneize" practicó esta mañana en el centro de entrenamientos que el club tiene en Ezeiza, en donde Esteban Andrada y Mauro Zárate entrenaron a la par del resto, ya recuperados de sus lesiones.

El arquero sería de la partida ante Central Córdoba de Santiago del Estero, ya que ante Atlético de Tucumán el cuerpo técnico prefirió no arriesgarlo. Y mucho más a partir del buen momento de Marcos Díaz, su reemplazante.

El regreso del guardavalla de la selección argentina podría ser la única variante del once de Miguel Ángel Russo, mientras que Zárate podría estar entre los suplentes.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »