Toshiro Muto, el CEO de Tokio 2020, reconoció su temor ante el brote de la enfermedad. "Espero que esto acabe lo antes posible", declaró ante la cadena japonesa NHK. El Juegos Olímpicos se dispután desde el 24 de julio al 9 de agosto.


El máximo responsable del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Toshiro Muto, admitió sentirse "muy preocupado" por la expansión del nuevo coronavirus originario de Wuhan y su posible impacto en el evento deportivo que se iniciará el 24 de julio. 

Muto se pronunció así al inicio de una reunión de coordinación rutinaria celebrada en Tokio con el Comité Paralímpico Internacional (CPI), en la que se abordó la propagación del virus con foco en la ciudad de Wuhan (China) a menos de seis meses de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que acogerá la capital japonesa.

China y Japón están separados por el Mar de China Oriental. A la altura de las ciudades de Shanghai (China) y Fukuoka (Japón) la distancia es de aproximadamente 800 kilómetros.

"Estoy muy preocupado por la propagación de la enfermedad infecciosa del coronavirus, porque podría frenar el ambiente y el impulso para la organización de los Juegos. Espero que esto acabe lo antes posible", dijo el presidente del comité organizador en declaraciones recogidas por la cadena estatal japonesa NHK.

Por su parte, el portavoz del Comité Paralímpico Internacional, Craig Spence, expresó la "plena confianza" de este organismo en que las autoridades niponas y la Organización Mundial de la Salud (OMS) "tomarán todas las medidas necesarias para afrontar la situación".

La propagación del coronavirus podría frenar el ambiente y el impulso para la organización de los Juegos

Toshiro Muto

Los organizadores de Tokio 2020 hasta el momento sólo habían hecho declaraciones genéricas sobre su voluntad de tomar "cualquier medida necesaria" ante "cualquier incidencia de enfermedades infecciosas" y sin referirse en concreto al coronavirus.

La gobernadora de la capital, Yuriko Koike, sí fue más contundente al desmentir la semana pasada los rumores sobre la posibilidad de que se contemplara una cancelación de los Juegos, señalando que "no hay ningún hecho que indique eso".

El Gobierno japonés, por su parte, aplicó distintas medidas destinadas a contener la propagación del virus como prohibir la entrada al país de personas que hayan viajado recientemente a Wuhan, y contempla extender estas restricciones a otras regiones de China.

Responsables del Ministerio nipón de Salud, de la organización de Tokio 2020 y de otras autoridades competentes tienen previsto reunirse a finales de esta semana para analizar la situación y discutir posibles medidas preventivas de cara a los Juegos Olímpicos.

En Japón se registraron 33 contagios del nuevo coronavirus y ningún fallecimiento, entre ellos una decena de pasajeros de un crucero que se encuentra en cuarentena en Yokohama (al sur de Tokio) con 3.700 personas a bordo, informó la agencia EFE.

Mientras tanto, en China los muertos ascienden a 493 (sólo en Filipinas hubo otra víctima mortal) y los enfermos son alrededor de 24.500. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »