El recordatorio estaba en el hall central del Instituto Geográfico Nacional, donde el joven desaparecido trabajó cuando tenía 19 años.


Organismos de Derechos Humanos repudiaron "enérgicamente" el robo de la placa recordatoria en Memoria y Homenaje a Alejandro Almeida, hijo de la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora Taty Almeida, que estaba en el Instituto Geográfico Nacional, a través de un comunicado divulgado hoy por el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA).

"No es casual que el robo de la placa se produzca hoy, cuando los Derechos Humanos han vuelto a la Casa Rosada y las Políticas de Memoria, Verdad y Justicia han vuelto a ser políticas de Estado, de la mano de un gobierno del cual forman parte muchos de los hijos e hijas de nuestros compañeros y compañeras detenidas desaparecidas", plantearon los organismos de DDHH en el comunicado.

En el texto se agregó que "tampoco es casual que se produzca a los pocos días de que el Secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, nieto recuperado" los recibiera "en la Secretaria, recuperando el lugar para la Memoria de nuestros 30.000, colocando en su lugar la imagen de Néstor Kirchner bajando los cuadros de los dictadores".

"Y mucho menos es casual que robaran la placa con el nombre de Alejandro Almeida, ya que con este hecho pretenden dañar a Taty", señaló el comunicado, y explicó que "Taty" sintetiza la alegría y la esperanza de la lucha ganada contra de la impunidad y el olvido".

Remarcó que "la agresión a la Vida y Memoria de Alejandro, es la agresión a los y las 30.000 y a los Organismos de Derechos Humanos" y "que nadie dude que esa placa ocupará nuevamente su lugar, que nadie dude que los sueños e ideales de nuestros compañeros y compañeras detenidas desaparecidas forman parte hoy de la reconstrucción de la patria".

El viernes a la mañana, una empleada de control de personal del Instituto Geográfico Nacional se dio cuenta que la pared en la que estaba la placa de homenaje de Alejandro Almeida estaba vacía, se hizo la denuncia judicial, junto con un comunicado interno repudiando el acto de vandalización, tras lo que apareció el autor, un trabajador que confesó haber robado la placa.

Según recordaron los organismos internacionales que la "placa fue colocada el 22 de marzo de 2013 en el hall central del Instituto Geográfico Militar, en el cual Alejandro comenzó a trabajar cuando tenía 19 años y permaneció en él hasta su secuestro y desaparición, el 17 de junio de 1975".

"La colocación de esta placa pudo realizarse en esa institución militar porque entre los años 2003 a 2015, los gobiernos de los presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández convirtieron nuestros reclamos por Memoria, Verdad y Justica en Políticas de Estado y reconocieron la lucha de las Madres, Abuelas y Familiares como constitutiva de la recuperación democrática", recordó el texto.

Contrapuso con la interpretación de la historia reciente que hizo el gobierno del ex presidente Mauricio Macri que, "no solo abandonó las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, promoviendo el negacionismo como política de Estado, sino que atacó permanentemente a los Organismos de Derechos Humanos".

El comunicado lleva la firma de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; Abuelas de Plaza de Mayo; Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticos; H.I.J.O.S Capital; Asamblea Permanente por los Derechos Humanos; Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Matanza; Asociación Buena Memoria.

Comisión Memoria, Verdad y Justicia Zona Norte; Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz; Fundación Memoria Histórica y Social de la Argentina; Liga Argentina por los Derechos Humanos y Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »