Tras una reunión con el Ministro del Interior Eduardo "Wado" de Pedro, el gobernador de La Pampa aseguró que su provincia no necesita fiondos para pagar sueldos pero sí para obras.


El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, sostuvo hoy que “no venimos a pedir auxilio a la Nación para pagar sueldos ni para endeudaros, porque somos una provincia históricamente superavitaria", pero pidió que no discriminen a su provincia y la tengan en cuenta para la ejecución de obras.

"Venimos por la ejecución de obras y acompañar a este proyecto político porque el presidente Alberto Fernández planteó una agenda federal”, y dijo: “No nos discriminen como nos pasó durante los cuatro años de Mauricio Macri”.

Ziliotto se expresó así tras un encuentro que mantuvo con el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, en la Casa de Gobierno, y remarcó que “necesitamos tres cosas: que nos devuelvan la deuda que tienen la Nación para hacer viviendas sociales, la ejecución de obras públicas y el apoyo al desarrollo productivo”, y opinó que en La Pampa “tenemos un Estado que interviene la economía a favor de la gente y para el desarrollo económico”.

Ratificó el “acompañamiento al gobierno nacional y un gran esfuerzo para cumplir una de las primeras acciones que lleva adelante el presidente Fernández, que es reactivar la economía a partir del consumo, y que es algo tan simple como ponerle dinero en el bolsillo a la gente".

Destacó que La Pampa cuenta con “un Banco de la Provincia propio y muy fuerte, que asiste a los sectores de la economía”, y que “en los últimos días del año pasado hicimos una línea de crédito de para todos los sectores con un subsidio de una tasa de 20 puntos financiados con el presupuesto provincial”

Subrayó que hoy los empresarios de La Pampa “se pueden financiar con tasas reales negativas teniendo en cuenta el nivel inflacionario, y nosotros necesitamos un país normal, en el que se vuelva a hacer la inversión productiva, y no timba financiera”.

Remarco que es la suya es la única provincia que “en los salarios estatales garantizamos la cláusula gatillo y recocemos la inflación, y a su vez pagamos un bono de fin de año de 12.500 pesos para darle una calidad de vida al empleado público, y que ello se derrame en el resto de la economía en el consumo”.

Aseguró que “el 80 por ciento de la red troncal vial provincial está destruida, porque el gobierno de Macri no invirtió nada, y fuimos muy castigados en 2017 por la peor inundación en los últimos 50 años, lo que produjo el anegamiento completo de barrios, destrucción de 1.200 kilómetros de rutas nacionales, sobre un total de 1.500 kilómetros, y hoy tenemos un plan de reactivación y necesitamos la ayuda de la Nación para lograr el desarrollo de un país federal”



Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »