La implementación del programa se acordará el 16 de enero, durante una visita del ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo.



El plan Argentina contra el Hambre, cuya implementación en Salta se acordará el 16 de enero, con la presencia del ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, distribuirá en esta provincia unas 65.000 tarjetas Alimentar, con lo que se beneficiará a ese número de familias y a unos 125.000 niños, con una inyección cercana a los 300.000.000 de pesos mensuales.

Así lo precisaron hoy, en conferencia de prensa, el coordinador de Enlace y Relaciones Políticas de Salta, Pablo Outes, y el ministro de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia de la provincia, Ricardo Villada, quienes estuvieron junto a la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, y el presidente del Foro de Intendentes, Daniel Moreno.

Outes anunció que el próximo 16 de enero se firmará en Salta el convenio con el ministro Arroyo para la implementación en la provincia del Plan Integral Argentina contra el Hambre.

La primera etapa del programa incluye la puesta en funcionamiento de la Tarjeta Alimentar, que se otorgará a madres y padres que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) con menores de hasta 6 años a cargo, embarazadas a partir de los tres meses de gestación y personas con discapacidad que también perciben la AUH.

"Se trata de un programa de alto impacto y de mucha llegada a la población más vulnerable, que se canalizará a través de los municipios, que son lo que verificarán la situación alimentaria de cada lugar de la provincia", explicó Outes.

El coordinador informó que el próximo miércoles funcionarios provinciales se reunirán con los jefes comunales en la sede del Foro de Intendentes de Salta para explicar la implementación de la tarjeta.

Villada señaló que la firma del convenio para la implementación de este programa en Salta es el fruto de la gestión del gobernador Gustavo Sáenz ante la Nación, tras lo que explicó que la tarjeta Alimentar será de un monto de entre $ 4.000 y $ 6.000 para adquirir alimentos y que beneficiará en la provincia a alrededor de 65.000 familias y 125.000 niños.

"Esto significará un impacto económico para la provincia de cerca de 300 millones de pesos mensuales, logrando dinamizar de forma significativa la economía de la provincia", sostuvo Villada.

Aclaró que este nuevo beneficio no reemplaza a otras asistencias sociales que brinda el gobierno de la provincia, como el Programa Alimentario Salteño (PAS) que continuará en vigencia.

Figueroa detalló que la tarjeta será entregada a todos los beneficiarios sin necesidad de un trámite previo, en un operativo conjunto con el Banco Nación, en los principales centros urbanos. El beneficio se acreditará el tercer viernes de cada mes.



Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »