Tras la la derrota agónica del sábado ante Flamengo, Marcelo Gallardo está en duda para constinuar al frente de River Plate.


Cuando pase el dolor de la derrota agónica del sábado ante Flamengo de Brasil en la final de la Copa Libertadores y más allá de los compromisos inmediatos que debe cumplir, a River Plate le llegará el turno de despejar una duda central: ¿seguirá Marcelo Gallardo al frente del plantel?.

Y la duda es central porque va más allá de la coyuntura: Gallardo, junto con Enzo Francescoli (manager general), es la columna vertebral del proyecto futbolístico de River diseñó hasta el final de su mandato y también el cierre de uno de los ciclos más brillantes del club a lo largo de su historia.

Curiosamente, la derrota ante el conjunto brasileño en Perú parecería ampliar el margen para la continuidad del "Muñeco". Dicho de otro modo: lo que hubiese sido una nueva coronación en la Libertadores y la clasificación al Mundial de Clubes habría dejado más profundamente la sensación de ciclo cumplido, de círculo cerrado, de más gloria es imposible.

La final "de todos los tiempos" que le ganó a Boca Juniors en Madrid el 9 de diciembre de 2018, refrendada con una nueva eliminación al clásico rival en las semifinales de esta edición de la Copa, relegó a un segundo plano cualquier otro objetivo deportivo. Inclusive el propio Mundial de Clubes, en el que Gallardo fracasó dos veces.


Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »