El ex ministro de Planificación, detenido en el penal de Ezeiza, se negó a declarar en el jucio por presuntos delitos con la obra pública en Santa Cruz. En esta causa también deben dar testimonio el empresario Lázaro Báez y la vicepresidenta electa Cristina Kirchner.


El detenido ex ministro de Planificación de la gestión kirchnerista, Julio De Vido, se negó a prestar declaración indagatoria en el juicio oral y público por presuntos delitos con la obra pública en Santa Cruz.

Así lo hizo esta mañana al participar, por sistema de videoconferencia desde el penal de Ezeiza, en calidad de acusado, en el marco de una nueva audiencia de este debate que conduce el Tribunal Oral Federal (TOF) 2.

"En el día de la fecha no voy a prestar declaración indagatoria y tampoco voy a contestar preguntas. Lo haré en el momento que mi defensa lo considere oportuno”, afirmó el ex funcionario y suspendido diputado nacional, cuyo mandato como legislador vence el próximo 9 de diciembre. En la jornada de hoy, también se negó a declarar el ex subsecretario de Obras Públicas Abel Fatala.

El empresario Lázaro BáezEl empresario Lzaro Bez
En el marco de este proceso estaba prevista además para los próximos días la indagatoria del detenido empresario Lázaro Báez, pero finalmente quedó reprogramada para el 25 de noviembre, a instancias de un pedido de postergación realizado por su defensa.

En tanto, se prevé que, para diciembre, aún con fecha a determinar, deberá declarar la vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner, última en el listado de convocatorias a indagatorias en este juicio, informaron fuentes judiciales.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »