Felipe Solá, mencionado como canciller en el futuro gobierno de Alberto Fernández, aseguró las relaciones entre la Argentina y México tendrán un nuevo rumbo "que no existía en anteriores administraciones".


El diputado Felipe Solá, uno de los candidatos a ocupar la Cancillería en el próximo gobierno de Alberto Fernández, aseguró que apuesta a "abrir una relación bilateral diferente en todos los sentidos" con México, durante su visita a ese país acompañando al presidente electo.

Según dijo, esta expectativa se sustenta en que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, "genera la posibilidad de una línea con América del Sur que no existía en México con anteriores administraciones, y eso es importante".

Así lo planteó durante una entrevista concedida a radio El Destape desde México, donde acompaña a Alberto Fernández en su primera visita protocolar a un país desde que fue electo presidente en los comicios del 27 de octubre.


Alberto Fernández se reunirá este lunes con López Obrador, y con empresarios mexicanos, entre ellos el poderoso Carlos Slim. Solá recordó que antes de resultar electo presidente Alberto Fernández, López Obrador se comunicó con él y le dijo que quería "abrir una relación bilateral diferente en todos los sentidos", en la cual "el tema del comercio" era "importante".

Respecto de Venezuela, Solá sostuvo que Fernández y López Obrador coinciden "bastante", y agregó que "lo que importa es la conciencia sudamericana y la necesidad de unirse, porque es el continente que más retrocede en términos relativos".

"No hay que hacer un club ideológico en Latinoamérica", dijo, y deslizó que "no se puede construir solo en base a las posiciones frente a Venezuela". "Los bloqueos a Venezuela demostraron que son ineficaces, solo tienen por objetivo sacar a (Nicolás) Maduro", profundizó. "No queremos importar líos a Argentina, ya tenemos nuestros propios líos", advirtió Solá.

Respecto a Brasil, Solá asumió que "es muy baja la posibilidad" de que Alberto Fernández vaya a ese país, y reconoció que tras las declaraciones de Bolsonaro, el futuro vínculo "se ha puesto espinoso y difícil".

"Brasil construye una pared que tenemos que trabajar para derrumbarla porque para nosotros es vital", dijo, y agregó que "hasta ahora" se maneja la información de que para la asunción de Alberto Fernández como presidente, el 10 de diciembre, estará presente el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourão.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »