Nació en Italia en 1538. Acabados sus estudios de derecho pasó a cardenal, de allí a secretario de Estado del Papa y, finamente, a obispo de Milán, donde se entregó con esmero a sus fieles. Su labor supuso una mejora de las costumbres y un incremento de la vida cristiana en su diócesis.

San Carlos Borromeo

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »