El dirigente sindical explicó que el gobierno procura postergar "la mejora salarial" y sostuvo que, según los índices de inflación, ya adeuda un aumento del 20 por ciento.

 El secretario general del Sindicato de Conductores de Trenes La Fraternidad, Omar Maturano, aseguró que las asambleas generales "no constituyen un paro" y ratificó que los trabajadores de la actividad reiterarán las protestas realizadas entre las 4 y las 9 de este viernes la semana próxima en todas las líneas si se mantiene la intransigencia en la paritaria oficial.

"La Fraternidad realizó hoy asambleas en los lugares trabajo para discutir respecto de las paritarias sectoriales, por lo que entre las 4 y las 9 no circularon los trenes de carga y de pasajeros de ninguna empresa. El gremio se acogió a la ley vigente, por lo que esas deliberaciones no son medidas que se ajusten a una conciliación obligatoria", afirmó.

Maturano, también secretario de Políticas de Empleo de la CGT, rechazó que las asambleas constituyan "un paro, como 15 minutos antes de las 9 de hoy difundió el propio gobierno", y realzó "el profundo espíritu de unidad de todos los gremios" de la actividad.

"Los medios titulan paro pero no fue así. La Fraternidad lamenta el trastorno generado a los usuarios. Hace asambleas en los lugares de trabajo, permitidas por ley, porque es la única manera de informar a los trabajadores los motivos de la negativa gremial a firmar un aumento salarial pobre y postergado desde hace seis meses", puntualizó.

Los gremios habían firmado hasta mayo un 14 por ciento de incremento y luego reclamaron una cláusula gatillo para actualizar la inflación de forma mensual, pero finalmente "ello no se concretó ante la supuesta imposibilidad del gobierno", que solicitó discusiones paritarias trimestrales, enfatizó el dirigente en un comunicado de prensa.

También sostuvo que en agosto "el gobierno reclamó proseguir el diálogo luego de las PASO del día 11 y, luego de perderlas, solicitó hacerlo después del 27 de octubre".

"Pero ayer no había ninguna respuesta a las demandas. Los funcionarios ratificaron la imposibilidad de producir un aumento hasta diciembre. Están pedaleando para firmar el 10 de ese mes y tirarle el fardo al próximo gobierno. Los gremios se negaron", reseñó.

Maturano ratificó la realización de nuevas asambleas en los lugares de empleo para la semana próxima, aun en el contexto de la conciliación obligatoria, que rechazó al señalar que "la medida debe aplicarse a Mauricio Macri, que no trabaja desde hace treinta días".

Anoche, la cartera de Producción y Trabajo dictó la Ley 14.786 de conciliación obligatoria por un período hábil de 15 días, pero los sindicatos ratificaron las asambleas esta mañana.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »