Según lo establece el artículo 112 del Código Nacional Electoral el plazo de diez días corre para la categoría de presidente y vicepresidente pero no para las de diputados y senadores nacionales, cuyos resultados puden demorarse unos días más.


La Justicia Electoral de los 24 distritos en los que se divide el país, correspondientes a las provincias más la ciudad de Buenos Aires, ultimaban hoy los detalles para iniciar mañana a primera hora el escrutinio definitivo de las elecciones generales celebradas el domingo, en las que Alberto Fernández, del Frente de Todos, resultó presidente electo en primera vuelta.

Según lo establece el artículo 112 del Código Nacional Electoral, el conteo definitivo de votos -el único con validez legal- debe realizarse "en un plazo no mayor de diez días corridos" para la categoría de Presidente y Vicepresidente de la Nación, con lo cual debería estar concluido a más tardar el próximo 8 de noviembre.

No obstante, como la única categoría sobre la que la norma es taxativa en cuanto a la duración del escrutinio definido es la presidencial, es posible que, para la categoría de diputado nacional y -en los distritos que corresponde- de senador nacional, el recuento pueda demorarse unos días más.

De hecho, para las PASO, la finalización del escrutinio definitivo de cada uno de los distritos electorales del país demoró entre 10 y 15 días, según el caso, aunque en aquella oportunidad, no corridos por el plazo máximo que establece la ley, por no estar referida puntualmente a las primarias.

Ayer, a la madrugada, tras la finalización del recuento provisorio de votos -sin validez legal- de las elecciones del domingo último, fue puesto en marcha el operativo de traslado de urnas, cumpliendo con todas las pautas y normas de seguridad para reguardar y garantizar su seguridad.

En el caso de la ciudad de Buenos Aires, esa tarea se desarrollará en la sede de la Legislatura porteña, ubicada en la calle Perú al 100, del centro porteño, donde se procederá a realizar el escrutinio tanto de las elecciones nacionales como de las locales.

Allí, las más de 7.400 urnas utilizadas en las elecciones del domingo último fueron depositadas en los salones Perón, Jauretche y Montevideo, todos ellos ubicados en la planta baja del edificio de Perú 160.

En tanto, en el Salón San Martín fueron instaladas las computadoras en las que se cargarán los datos definitivos del escrutinio, que estará bajo la mirada de la jueza federal con competencia electoral, María Romilda Servini.

El Salón Dorado, el principal de la Legislatura, será el espacio donde, desde mañana a las, se reunirán las autoridades de la justicia electoral con los fiscales y autoridades partidarias para el recuento de los votos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »