La capital de Dinamarca se trazó un plan ambicioso. Para 2025 pretende tener un balance neutro en la emisión de CO2. En su capital reina la bicicleta y las energías renovables.

Copenhague, la ciudad capital de Dinamarca, siempre se destacó por sus políticas apuntadas al cuidado del medio ambiente, la vida sana, y un desarrollo sustentable. Es una de las ciudades con mayor uso e infraestructura para bicicletas. Una de las pocas que construyó bici-autopistas, como la Cykelslangen. Y ahora van por más.

De acuerdo a lo indicado por eldiario.es ahora Copenhague apunta a convertirse en la primera ciudad totalmente inteligente, con huella de carbono cero para 2025. Para cumplir con ese objetivo, camino que ya está transitando, tiene previsto sumar la instalación de decenas de turbinas eólicas y una gran cantidad de paneles solares. Con ello logrará que la totalidad de la calefacción provenga de energía renovable.

Otro de los objetivos a cumplir en 2025 es que al menos el 75% de la movilidad sea en bicicleta, caminando o en transporte público. Acompañado a eso, el país penaliza fuertemente con impuestos la compra de automóviles para uso particular. Y para quienes dicen que los objetivos de sustentabilidad no son alcanzables sin generar recesiones económicas, Dinamarca lo está logrando mientras en los 20 últimos años creció más del 25%.

El concepto de “sostenibilidad hedonista”

En diálogo con eldiario.es, Jacob Simonsen CEO del Centro de Recursos de Amager (Arc) señaló que ellos lo llaman “sostenibilidad hedonista". Entre otras cosas han decidido instalar una pista de esquí artificial en el tejado del propio centro que es una construcción que ha costado 552 millones de euros para ubicar la planta de generación de energía a partir de residuos en la ciudad. Ellos creen que cosas así son además de buenas para el medio ambiente, buenas para la vida de la gente.

Ese sector de la ciudad también cuenta con sendas para caminatas o practicar running, un gimnasio y el muro de escalada más alto del mundo con 85 metros. Según destaca EnPositivo, el plan original fue lanzado en 2009, siendo una iniciativa disruptiva a nivel global. Cabe destacar que Dinamarca es uno de los países con menos corrupción del mundo, por lo que los recursos de sus altos impuestos se vuelcan completamente al desarrollo y la inversión, sin “perderse” nada en el camino.

Para el 2025 la inversión en paneles solares cubrirán más de 60.000 metros cuadrados sumados a los ya existentes a este año. Ninguna nueva construcción podrá realizarse sin respetar las normas de calefacción 100 % con energías renovables. El plan de Dinamarca es posiblemente uno de los hitos que otros países tendrían que mirar para tratar de lograr políticas que ayuden a atenuar las condiciones que nos llevan a profundizar la crisis climática.

Al calor de las energías renovables

Comparado con 2005, la ciudad ya ha logrado disminuir en un 42 % las emisiones de dióxido de carbono. Mientras muchos dicen que los cambios solo se pueden lograr alejándose de las políticas de libre mercado, la economía danesa demuestra que los cambios se pueden lograr mejorando el sistema que siempre ha tenido.

Bicicletas

Copenhague es una de las ciudades del mundo con mayor infraestructura para el uso de bicicletas. Ellas forman parte de la vida diaria de sus habitantes.

Bo Asmus Kjeldgaard, ex alcalde de Copenhague para el medio ambiente fue el hombre detrás del inicio del proyecto y uno de los arquitectos detrás de la idea del concepto de “sostenibilidad hedonista”. La idea germinó durante dos décadas, porque ya en 1990 Kjeldgaard visualizaba la necesidad de cambiar radicalmente las políticas ambientales.

Al principio los problemas presupuestarios retrasaron la puesta en marcha del plan, pero después de varios años el país entendió que por el bien de todos, era necesario marchar en esa dirección. Los números parecen darle la razón; hoy se ha logrado una reducción del 15% en el consumo de calor, casi el 70% de todos los viajes en la ciudad se hacen en bicicleta, a pie o en transporte público. Ya se ha logrado que el 51% del calor y la energía se genere con fuentes renovables.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »