Un equipo sin juego y bajoneado debe lograr el milagro contra Inglaterra para no quedar afuera. ¿Con qué? Honrando su historia.

 

Llego el momento de enfrentar a Inglaterra, uno de los candidatos a ganar el Mundial de Rugby. Estaba en el fixture, así que no sorprende que sea el rival de este sábado a las 5 en Tokio. Pero no estaba en los planes era que Los Pumas llegaran con la soga al cuello en cuanto a juego y sensaciones que dejan. Un equipo que hasta mitad del 2018 jugaba bien, desde la temporada anterior acumula un pobre récord de 3-12 (el del ciclo Mario Ledesma) y no llega a 80’ de buen rugby en este Mundial donde perdió ante Francia regalando el PT y le ganó sin sobrarle nada a Tonga con un ST en el que no hizo puntos. El juego no aparece (paradójicamente, cuando mejor andan el scrum y el line, desaparecen los backs y la defensa, la bandera de este equipo) ni tampoco el carácter. Entonces, desde la lógica, sería un milagro que la Selección derrote a Inglaterra, que venció -sin luces pero con contundencia y una defensa granítica- a Estados Unidos y Tonga.

Cubelli, el subcapitán (Germán García Adrasti).

Cubelli, el subcapitán (Germán García Adrasti).

Las 10 mejores jugadas del Mundial de Rugby

Mirá también

Las 10 mejores jugadas del Mundial de Rugby

¿Entonces, de dónde hay que agarrarse para creer en que se le puede ganar a un equipo al que no se derrota hace diez años e hilvana una racha de nueve éxitos ante el seleccionado? De la historia, de que Los Pumas siempre rindieron mejor cuando fueron de puntos -no hay caso, no sale ir de banca-, de que la mayoría de los jugadores estuvieron en este tipo de circunstancias y están curtidos. De que conocen su deuda y no tienen otra que salir a la cancha con humildad y el que te “jedi” fruncido para entender que no hay margen de error. De que Inglaterra tenga un mal día.

Figallo, experiencia como pilar (Germán García Adrasti).

Figallo, experiencia como pilar (Germán García Adrasti).

Ledesma: "Lo más importante es el equipo"

Mirá también

Ledesma: “Lo más importante es el equipo”

Sí, justo ante esta Inglaterra clínica y sólida que no tiene empacho en patear cuantas pelotas sean necesarias al campo rival para ir a presionar, forzar el error y ganar por cansancio o como sea. Que tiene un tándem Ford-Farrel para manejar el equipo (más el 9, Youngs, otro crack), un pack fuerte y aceitado más algunas individualidades que lastiman por calidad (Watson) o potencia (Tuilagi) en los tres cuartos. Que fue a Japón a desquitarse de la eliminación en primera ronda en el Mundial 2015, su Mundial, en el que también estuvo en el Grupo de la Muerte, con Gales y Australia.

Sánchez no se engancha

Mirá también

Sánchez no se engancha

Se necesita más de Bioffelli (Germán García Adrasti).

Se necesita más de Bioffelli (Germán García Adrasti).

No hay apuesta que favorezca a Los Pumas, no hay analista que pronostique una victoria. Quizá en ese ninguneo el equipo pueda buscar su fortaleza y salir adelante. Perdido por perdido, es la que le queda.

"Sabemos que será un partido muy duro"

Mirá también

“Sabemos que será un partido muy duro”

Lavanini, picante en el pack (Germán García Adrasti).

Lavanini, picante en el pack (Germán García Adrasti).

Compartir

Notas Relacionadas

DIARIO DEPORTIVO OLÉ
River va por todo
DIARIO DEPORTIVO OLÉ
Prendete a este Vélez
DIARIO DEPORTIVO OLÉ
Los Pumas se despiden del Mundial

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »