El proyecto surgió luego del asesinato de un policía en el marco de un operativo de traslado hacia el penal de la ciudad paraguaya de Emboscada de un peligroso jefe narco.

La conmoción que vive

Paraguay

derivó en una crisis interna con reproches entre distintos sectores y un polémico anuncio del presidente,

Mario Abdo Benítez

, quien impulsará un proyecto para que los militares se sumen a la defensa de la seguridad interna.

La crisis se desató luego de que el miércoles fuese atacado un convoy policial que trasladaba a un peligroso jefe narco. Además de la liberación del marginal, en el enfrentamiento fue asesinado un comisario. El hecho ocurrió cuando un presunto jefe del grupo criminal brasileño Comando Vermelho, Jorge Samudio González, alias Samura, era devuelto al penal de la ciudad de Emboscada, al noreste de Asunción, luego de la suspensión de una audiencia judicial.

En el tiroteo, además de la muerte del comisario Félix Ferrari, un suboficial sufrió heridas, por lo que este jueves permanecía internado.

Consecuencias

Muchas fueron las repercusiones políticas del hecho. Primero fue eyectado del cargo el ministro de Justicia, Julio Javier Ríos; luego fue relevado el comandante de la Policía, Walter Vázquez; y por último, fue detenido el director de la Penitenciaría Regional de Emboscada, Juan Carlos Irala, por no haber cumplido con los protocolos y las medidas de seguridad previstas para el traslado.

La camioneta policial quedó destruida luego del ataque. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »