A puro corazón, el León del "chacarero" Marcelo Vazquez pegó el gran golpe y está en el podio de la categoría.

#PrimeraNacional “Tendremos un partido difícil, ante un club grande de visitante pero nosotros vamos a salir a buscarlo, porque lo sentimos así y es lo que nos sale ser”. Marcelo Vazquez DT había descrito así, en el aire de Bote a tierra, la idea de juego que mantendría su Estudiantes de Río Cuarto, esta tarde en Villa Crespo, ante uno de los invictos y punteros del campeonato, Club Atlético Atlanta - Oficial. La tarea iba a ser difícil, claro está, pero con la certeza de conocer el material con el que cuenta en su plantel, el elenco cordobés fue punzante en los momentos en los que debió serlo y, además, supo sostener la ventaja con hidalguía para llevarse el batacazo, quizás de la jornada, y los tres puntos para territorio #Pincha.

La tarde iba a comenzar con un conjunto #Bohemio con dominio del balón, la movilidad de #Pedrozo y de #OchoaGiménez, sobre todo, en el mediocampo (y creación), sostenido, también, en el progreso por las bandas. Pero, la aparición goleadora de Álvaro #Cuello, a los 13 minutos del primer tiempo, iba a cambiar la dirección del partido.

Desordenado, impreciso, #Atlanta sintió el golpe que representó la conquista y tardaría en reaccionar. Tardó 20 minutos en acomodarse al partido… el tiempo que Luis #López demoró en volver a estampar su firma goleadora para igualar las acciones.

El #Celeste no perdió el orden y la solidez basado, principalmente en una tarea impecable de Alejandro #Cabrera, dueño de los quites y de la administración y primer toque visitante. Si bien la conquista podía representar un baldazo de agua fría para los de Marcelo Vázquez, lo cierto es que el conjunto cordobés siguió bien parado en campo, concentrado y poniendo garra y ambición en cada pelota ante un elenco bohemio incómodo, distinto al de otras tardes y, además, con inconvenientes defensivos que su rival supo explotar. Porque antes del cierre del primer tiempo, un pase entre líneas para Ibrahim #Hesar permitió que, el delantero, hiciera magnífico uso a un desacople defensivo para estampar el festejado 2-1 visitante.

El complemento mantuvo idéntica tónica aunque, en esta ocasión, no aparecerían mayores emociones. Principalmente porque, el León cordobés se mantuvo en partido, sin dar una pelota por perdida y con el corazón de su “motor en el mediocampo” Cabrera, en esplendida jornada. También porque, Atlanta buscaría con desesperación y sin demasiada claridad (la lesión de Luis López complicaría aún más sus ambiciones) pero, cuando por fin logró alcanzar a acertar el intento en el arco contrario, Adrián #Peralta agigantó su figura para transformarse, también, en una de las figuras del visitante.

La victoria no volvió a ponerse en tela de juicio y, Estudiantes se llevó un triunfo dorado en tierras verdaderamente infranqueables. Porque los de Alejandro Orfila cayeron después de 15 partidos y, además perdieron la posibilidad de seguir prendidos en la cima del campeonato. Un triunfo que, seguramente, estará, tal como aquel vivido en el Antonio Candini, ante su gente y frente a Temperley, entre los triunfos más importantes en la historia de Estudiantes de Río Cuarto y que, además, lo deja en la tercera posición de la tabla.

Fotografía: Gentileza Asociación Atlética Estudiantes

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »