La joven de 21 años murió tras ser atacada mientras disfrutaba de sus vacaciones en las Bahamas, junto a su familia. 

Jordan Lindsey, oriunda de California y con 21 años, estaba buceando cerca de Rose Island, en las

Bahamas

, cuando tres tiburones la atacaron y la mataron. 

La familia habló públicamente del hecho dos semanas después de la tragedia y contó detalles desgarradores en el programa Good Morning America.

Michael Lindsey, el padre de la joven, contó que dos de sus hijos y Gianna, la novia de Jordan, estaban en otra parte de la isla y que su esposa, Kami, y su hija habían ido a bucear.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »