Un joven había planeado realizar un tiroteo en un hotel y luego suicidarse. La Policía le secuestró un rifle de asalto, municiones y cuchillos.

El amor de una abuela salvó a

Estados Unidos

de una nueva masacre. La semana pasada, un joven de 19 años fue arrestado por haber planeado una masacre en un hotel, que finalmente no fue llevada a cabo.

La Policía de Lubbock (

Texas

) arrestó a William Patrick Williams, de 19 años fue arresado el 13 de julio por haber revelado a su abuela que había comprado un rifle de asalto AK-47 y que había pensado en un utilizarlo un tiroteo en un hotel, y luego suicidarse.

LEÉ TAMBIÉN: 

"8chan", el polémico foro donde los terroristas anticipan sus masacres

La abuela, preocupa por su nieto y la seguridad de los habitantes, convenció a William de trasladarlo a un hospital. Luego el joven autorizó a la Policía para que registrara la habitación que había reservado en un hotel, donde además de un rifle se encontraron municiones, varios cuchillos y ropa táctica militar.

Además, Williams manipuló sus datos en el formulario para la compra de armas de fuego. Por este motivo, fue acusado de hacer declaraciones falsas, y en caso de ser declarado culpable podría enfrentarse hasta a cinco años de prisión.

LEÉ TAMBIÉN: 

Trump pidió pena de muerte para autores de los mortales tiroteos

El fiscal federal Nealy Cox destacó que "se logró evitar una tragedia", afirmó el fiscal federal. "Quiero elogiar a la abuela del acusado, que salvó vidas al interrumpir este complot […] Si sospecha que un amigo o ser querido está planeando violencia contra ellos mismos o contra los demás, no dude en buscar ayuda de inmediato llamando a la Policía", agregó.

En un tiroteo ocurrido este sábado en El Paso,

Texas

, 20 personas murieron y decenas resultaron heridas. Patrick Crusius, de 21 años, es el único detenido por el tiroteo. Sospechan que es un "supremacista blanco", por lo que no descartan "una conexión con un posible crimen de odio".

Horas más tarde,

Estados Unidos

se vio conmocionado por un nuevo ataque. Esta vez ocurrió en Dayton, Ohio, mientras que otras 16 resultaron heridas. Las autoridades aseguraron que el responsable de los disparos está entre los fallecidos.

El domingo, en tanto, una balacera dejó siete heridos en el Douglas Park de la ciudad ubicada en el estado de Illinois, donde un desconocido abrió fuego contra un grupo de personas.

De ellas, un hombre de 21 años sufrió heridas de gravedad al recibir el impacto de un proyectil en la ingle, por lo que ayer permanecía internado en grave estado. Los otros seis lesionados se encontraban estables. De acuerdo con las primeras averiguaciones, un sujeto disparó de manera indiscriminada desde un Chevrolet Camaro, de color negro, aunque se desconocen las causas del ataque y si estaba acompañado por alguna otra persona.

Los habitantes de la zona lamentaron que este tipo de situaciones se hayan vuelto comunes. "Debería haber sido una gran noche, pero muchas noches terminan de esta manera", afirmó un testigo.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »