Ocurrió en Leicester, Inglaterra. Un jubilado, de 70 años, ingresó a una enfermería local por una cistocopia y salió del quirófano sin su prepucio. A modo de indemnización, le dieron una importante suma de dinero. 

Terry Brazier, de 70 años, visitó la enfermería real de Leicester, en

Inglaterra

, para una cistoscopia, un procedimiento que consiste en insertar un tubo delgado con una cámara diminuta en la uretra, y salió de la clínica circuncidado. Razón por la cual, lo compensaron con 20.000 libras (USD 24.324).

Según denunciaron medios locales, el

error

se habría dado por un traspapeleo de actas médicas con otro paciente.

Blazier, por su parte, se enteró de la confusión una vez fuera del quirófano. El jubilado explicó que durante el procedimiento "estaba distráido hablando con una enfermera y nunca supe lo que estaba ocurriendo". 

Brazier se enteró de lo ocurrido una vez que fue demasiado tarde (Gentileza: Mirrorpix). 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »