Era un pedido de la defensa de los curas y el empleado acusados de abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores. Sin embargo, el pedido fue rechazado por la fiscalía y la querella.

La defensa de los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi y el jardinero Armando Gómez, acusados de abusar de chicos hipoacúsicos en el

Instituto Próvolo

en

Luján de Cuyo

, en 

Mendoza

, pidió este lunes en la primera jornada del juicio que las víctimas "testifiquen nuevamente de forma presencial", solicitud que fue rechazada por la fiscalía y la querella, que pidieron que "no se los revictimice".

El planteo deberá ser resuelto este martes durante la segunda audiencia del juicio, junto al pedido también realizado este lunes para que "transcriban todos los testimonios", ya que el octogenario Corradi "tiene problemas de audición".

Corradi al ingresar a la sala de juicio (Gentileza El Ciudadano

Mendoza

).

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »