Reuniones en clubes de barrio, visitas a vecinos en sus casas, y recorridas con el detalle de las obras realizadas en cada zona de la Ciudad, son los puntos más salientes de la estrategia electoral del oficialismo porteño para afrontar el tramo final de la campaña por las PASO del domingo próximo.



Según apuntaron a Telam voceros próximos a Horacio Rodríguez Larreta, que va por un nuevo período en la Ciudad de Buenos Aires, el objetivo de fondo "es conseguir la reelección del actual jefe de Gobierno y tratar de traccionar la mayor cantidad de votos posibles" para que Mauricio Macri también repita otro turno presidencial.

Los responsables de la campaña de Juntos por el Cambio en Capital, fieles a una línea, ven en los intercambios directos entre candidatos y funcionarios con vecinos ("cara a cara"), una manera eficaz de llevar un determinado discurso político y captar voluntades.

"Son ámbitos chicos, en los que la gente puede preguntar lo que quiera, y se desatan tormentas", bromeó un organizador de la campaña sobre el calor de esas charlas.

Este año el equipo del jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta, volvió a recurrir a los "livings", que habían nacido en la campaña de 2015, pero que en 2017 no se usaron.

La idea es convocar a algún vecino para que organice una reunión en su casa, e invite a su vez a una decena de amigos o conocidos, con preferencia votantes desencantados con el oficialismo.

El otro requisito es que el grupo plantee por adelantado sus puntos de interés, para que a esos encuentros concurran los funcionarios del área, o los candidatos vinculados al tema en cuestión.

"Sale mucho la cuestión del aborto, hay gente enojada con el Presidente por habilitar el debate en el Congreso, y también hay muchos reclamos sobre el tema seguridad", explicó a esta agencia un dirigente que concurre a esos encuentros.

Esta semana, el presidente Macri apareció por sorpresa en una de estas reuniones, hecha en Belgrano, junto a Rodríguez Larreta; la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, ya hizo saber que se anotaría ella también para hablar de sus políticas.

En el caso de las reuniones en clubes u organizaciones del barrio, son una estrategia que el PRO usa desde hace años; casi siempre las encabeza Rodríguez Larreta, que en estos días de campaña a destajo participa "en dos o tres al día, por lo menos", dicen colaboradores suyos.


Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »