Después que las autoridades negaran el permiso para la manifestación, sus organizadores llamaron a pasear masivamente sin pancartas ni consignas por el centro de Moscú y, en ese contexto, más de 300 personas fueron detenidas en Moscú.

A casi un mes de los comicios, sube la temperatura política en

Rusia

. La policía rusa detuvo ayer a la dirigente opositora Liubov Sobol y a unos 300 manifestantes que se congregaron en el centro de

Moscú

en una manifestación no autorizada para exigir la inscripción de los candidatos de la oposición para competir en las elecciones a la asamblea legislativa moscovita del próximo 9 de septiembre.

Sobol, jurista del Fondo de Lucha contra la Corrupción, a la que las autoridades electorales negaron la inscripción de su candidatura, fue detenida por agentes antidisturbios cuando se subía a un taxi para dirigirse al lugar de la protesta. La dirigente opositora lleva 20 días en huelga de hambre para exigir la inscripción de su candidatura, por lo que al momento de su detención estaba rodeada de periodistas.

LEÉ TAMBIÉN: 

Más de un millar de detenidos en protesta opositora en

Moscú

En paralelo, unos 300 manifestantes fueron detenidos junto a las plazas Pushkin y Trúbnaya, cuando participaban de la manifestación no autorizada. En la plaza Trúbnaya, donde se habían concentrado un par de centenares de personas, las fuerzas antidisturbios comenzaron a detener a manifestantes después de hacer llamamientos por altavoces a no obstruir el paso de los transeúntes y vehículos.

LEÉ TAMBIÉN: 

Denuncian que opositor ruso fue atacado en la cárcel con un "agente tóxico"

Las autoridades moscovitas desplegaron un gran dispositivo policial, con empleo incluso de helicópteros, para impedir la manifestación opositora, convocada en el Anillo de los Bulevares, que prácticamente circunvala el centro de

Moscú

. “Se pide a los ciudadanos que no obstruyan el paso. Esta acción es ilegal y la participación en ella puede conllevar sanciones”, se oía en los llamamientos policiales transmitidos por altavoces. La manifestación no autorizada de ayer es la primera después de la del sábado pasado, convocada por el mismo motivo y que fue disuelta violentamente por la policía.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »