Kai llegó a pesar 77 kilos y estuvo al borde de la muerte hasta que hizo un régimen alimenticio y ejercicio durante el día.

Kai es un perro de raza golden retriever que llegó a pesar 77 kilos y llegó a estar al borde de la muerte por su sobrepeso. Por lo que su dueña, se propuso salvarle la vida y lo logró.

Apenas en marzo de 2018, fue entregado al albergue de mascotas Misfits of Alberta Animal Rescue, ubicado en 

Canadá

. Kai ya había sido llevado a un veterinario para que lo “mandara a dormir”, pero el experto prefirió asistir al perro con el grupo de expertos en el cuidado y rescate de animales.

Pam Heggie, la mamá adoptiva del perro, fue alertada por el veterinario sobre las dificultades que el exceso de peso le traían para vivir, así como la recomendación de ponerlo de forma inmediata a dieta.

Un año más tarde, el sorprendente animal mostró su nueva y más saludable figura, siendo su nuevo peso de 32 kilogramos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »