La investigación podría crear órganos para trasplante en el futuro, aunque hay muchos obstáculos éticos en su camino que lo impiden por el momento.

El gobierno de

Japón

le dio su apoyo al equipo científico de Hiromitsu Nakauchi, que buscará crear embriones de animales que contienen células humanas y trasplantarlos a animales sustitutos, luego de que a principios de año le negaran el permiso para realizar sus experimentos.

El doctor Nakauchi, que dirige laboratorios en las Universidades de Tokio, Stanford y California, afirma que este plan tiene como fin que en el futuro se puedan producir órganos para que sean transplantados en humanos.

Hasta el último marzo, el citado país asitático prohibía cualquier prueba de este tipo, pero durante agosto el Ministerio de Educación y Ciencia de

Japón

emitió nuevas pautas.

Nakauchi dice que planea proceder lentamente, y no intentará llevar a término ningún embrión híbrido por algún tiempo. Inicialmente, planea cultivar embriones de ratones híbridos hasta los 14.5 días, cuando los órganos del animal se forman en su mayoría y está casi a término.

De acuerdo con el plan, los biólogos reformularán los genes de óvulos fertilizados de ratas y ratones, bloqueando el mecanismo de la creación del páncreas. Después, los dotarán con células madre pluripotentes inducidas (iPS, por sus siglas en inglés), tomadas de seres humanos, que pueden transformarse en cualquier tejido, y los insertarán en úteros de esos roedores.

Hará los mismos experimentos en ratas, haciendo crecer los híbridos a corto plazo, unos 15.5 días. Un tiempo después, planea solicitar la aprobación gubernamental para cultivar híbridos en cerdos por hasta 70 días.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »