Un equipo médico decidió ayudar a personas que están a punto de morir, a tener una mejor calidad de vida y poder conocer sitios o hacer cosas que nunca pudieron durante su vida.

Un equipo médico de la ciudad australiana de Queensland decidió cumplir el deseo de aquellas aquellos hombres y mujeres, especialmente ancianos, que están a punto de morir.

El gesto de estos doctores y enfermeras fue darle una mejor calidad de vida a estas personas de avanzada edad y llevarlos a lugares que siempre soñaron.

El gesto inspirador fue a finales de 2017, cuando Graeme Cooper y Danielle Kellan, un equipo de paramédicos se desvió de su camino en la ambulancia para que una paciente que vivía sus últimas horas pudiera ver el mar.

Ella había mencionado su amor por la natación en ese viaje que la llevaba hacia un tratamiento para apaciguar sus dolores.  Para transportarla, eligieron un vehículo especial al que llamaron "La ambulancia del último deseo".

La conmovedora escena conmovedora, quedó inmortalizada en una foto en la que se ve a Cooper junto a la camilla y el mar de fondo en la bahía de Hervey, en la costa noreste de

Australia

.

La mujer cumplió el deseo de conocer el mar y nadar antes de morir.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »