La defensa del cantante, imputado por homicidio culposo doblemente agravado, presentó un escrito ante la Justicia en el que sostuvo que su defendido por "complicaciones de salud", no puede ser movilIizado.

La defensa de Rubén Darío "

El Pepo

" Castiñeiras, quien sigue internado por las lesiones que sufrió el sábado último en el accidente donde murieron el manager y el trompetista de la banda, presentó este viernes un escrito ante el juzgado de garantías de

Chascomús

advirtiendo que su cliente "no está en condiciones de ser trasladado".

Walter Cormace, uno de los abogados del músico, confirmó que

El Pepo

, de 44 años, "no tiene el alta médica", en referencia al traslado del músico a la comisaría 1 de la ciudad de

Chascomús

.

"Además de la fractura en la costilla, tiene otras complicaciones de salud, como por ejemplo un cuadro de hipertensión", sostuvo el letrado y aseguró que "dada la situación por la que pasa" tampoco está bien "psicológicamente" y "no es algo de lo que se vaya a recuperar fácilmente", agregó.

"Hoy presentamos un escrito en alusión al pedido de traslado de

El Pepo

", sostuvo Cormace, y sentenció: "Nos oponemos a este requerimiento porque hay una situación médica que impide que sea movilizado".

El cantante permanece en el centro de salud de Dolores acompañado por uno de sus hermanos y su esposa, Josefina Cuneo, y con una custodia policial en la puerta de su habitación y en el acceso al hospital. 

La presentación judicial que realizó el abogado en el juzgado número 5 de

Chascomús

deja constancia de la imposibilidad del traslado, mientras se esperan los resultados de las pericias toxicológicas que, según prevé el fiscal, estarán disponibles este lunes.

El sábado último,

El Pepo

viajaba junto a la corista, Romina Cándias, el trompetista, Nicolás Carabajal, y el manager de la banda, Ignacio Abosalhee, en una camioneta por la ruta provincial 63 cuando, por causas que aún se investigan, el vehículo volcó a la altura del kilómetro 8,500, sentido hacia la costa atlántica.

Como consecuencia del vuelco, que ocurrió a las 2:15 del sábado último, el manager y el trompetista murieron y la corista y el cantante fueron trasladados al hospital, donde este último sigue internado y detenido por orden de la fiscal de Dolores Verónica Raggio por el delito de "Doble Homicidio Culposo agravado y Lesiones Graves Culposas".

Según declaraciones de testigos, el músico conducía la camioneta Honda CRV blanca y en una maniobra imprudente se despistó y volcó.

El lider de "

El Pepo

y la Superbanda Gedienta" y los tres acompañantes iban desde Buenos Aires hacia la Costa Atlántica, donde tenían previsto presentarse en la disco San Bernardo Chico (San Bernardo) y en Crazy Disco Bar (Villa Gesell).

El fiscal general de Dolores, Diego Escoda, confirmó -el 22 de julio- que

El Pepo

manejaba en el momento del accidente y que iba tomando un "destornillador", un trago que contiene vodka, bebida de la cual hallaron una botella en la camioneta.

"Las pruebas recopiladas dan que Castiñeiras estaba manejando, tomando un trago llamado destornillador, que contiene vodka", indicó Escoda en ese entonces, en diálogo telefónico con esta agencia.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »