Los países más afectados fueron Bélgica, Italia, Francia y Luxemburgo. Las temperaturas llegaron a rozar los 40 grados.

Bélgica,

Italia

,

Francia

y Luxemburgo fueron los países más afectados este miércoles por la segunda ola de calor que sofoca a

Europa

este verano, con temperaturas que rozan los 40 grados y que se espera se intensifiquen este jueves.

El Instituto Real de Meteorología de Bruselas decretó  -por primera vez en la historia belga- un alerta roja por calor, que se suma a la falta de lluvias en una zona habituada a constantes precipitaciones, lo que augura un período de sequía "bastante importante", según detalló el organismo.

Las temperaturas máximas llegaron este miércoles a 39 grados, superando el anterior récord de 36,6 fijado en junio de 1947.

Italia

tuvo también cinco ciudades en alerta roja -Bolzano, Brescia, Florencia, Perugia y Turín- aunque mañana será peor porque se sumarán otras 13 -entre ellas Roma, Bolonia, Génova, Trieste, Pescara y Verona- por temperaturas que llegarán a máximas de entre 38 y 40 grados, según informó la agencia EFE.

Para el sábado se espera una bajada de temperatura acompañada por lluvias, mientras tanto ciudadanos y turistas beben agua, comen helados y soportan la tentación de bañarse en las fuentes monumentales.

En

Francia

, el Servicio Meteorológico puso en alerta roja a 20 del centenar de departamentos -incluyendo la región de París-, una cifra nunca antes alcanzada, con otros 60 en alerta naranja y temperaturas llegaron a superar los 42 grados.

El calor y la alta contaminación por ozono impusieron restricciones al tránsito en las áreas metropolitanas de París, Lyon y Lille, que se extenderán a Estrasburgo mañana, cuando esperan marcas por encima de los 40 grados en la capital y el noroeste de

Francia

.

En el caso de Luxemburgo, es la parte sur del país la más afectada por las altas temperaturas, con más de 40 grados.

El Servicio de Meteorología de Alemania también prevé superar las máximas históricas registradas en 2015, con subidas de termómetros de más de 41 grados en regiones como Renania del Norte-Westfalia, Sarre y Baviera.

Tampoco el Reino Unido se salva de la peor ola de calor en casi 16 años, con temperaturas previstas para mañana de 38 grados o más, según su Servicio Meteorológico.

A falta de fuentes como en Roma, algunos londinenses han optado por bañarse en el Támesis, con consecuencias trágicas ya que tres personas desaparecieron en distintos tramos del río después de que fueran vistos entrando en las aguas en la tarde del martes.

Aunque en España las temperaturas también son altas, técnicamente el país no padece en estos días una ola de calor, indicaron autoridades meteorológicas.

Un reciente informe de la Agencia Española de Meteorología (Aemet) señaló que las olas de calor son diez veces más frecuentes ahora que a principios del siglo XXI.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »