Un adolescente cargado de explosivos provocó un atentado durante un casamiento con el objetivo de matar a un comandante de la milicia local. 

Diez personas muertas y otras 20 heridas fue el saldo de un ataque suicida de un menor que, cargado de explosivos, se inmoló durante la boda de un sobrino de un miliciano local, en una localidad del este de

Afganistán

.

El atentado se produjo en el distrito de Pachir-Aw-Agam, en la provincia de Nangarhar, y según la información inicial dejó diez muertos, incluido el suicida, afirmó el portavoz del gobernador provincial, Attaullah Khogyanai.

Hace días hubo otro atentado en la zona.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »