Tras embestir contra la administración del presidente estadounidense, el canciller dimitió a su cargo.

El embajador británico en

Estados Unidos

, Kim Darroch, presentó su dimisión a raíz de la polémica surgida al filtrarse unos documentos en los que calificaba a la administración de Donald Trump de "disfuncional" e "inepta".

En un comunicado, Darroch señaló que decidió presentar la renuncia para poner fin a las conjeturas acerca de su posición al frente de la embajada del

Reino Unido

en Washington, algo que hacía "imposible" cumplir con su labor diplomática.

El presidente de

Estados Unidos

criticó duramente al embajador después de que la prensa británica revelase que Darroch había afirmado en unos documentos internos, de que para comunicarse con Trump es "necesario presentar argumentos simples, incluso rudos".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »