La madre se mantuvo prófuga durante tres años con sus descendientes, quienes fueron concebidos por fertilización asistida.

Lauren Etchells y su novia habían decidido ser madres. Por eso, recurrieron a la fertilización asistida. Pero en un cambio drástico, una de las mujeres se escapó con el

donante

de esperma, y con los dos

hijos

que habían concebido. La mujer logró estar tres años prófuga de la Justicia.

La policía canadiense, contó que Etchells huyó de

Canadá

en 2016 con su pequeña hija Kaydance, con el

donante

de esperma con que había sido concebida la nena, Marco Van der Merwe, y con su hijo recién nacido, violando así una orden judicial que había puesto su ex mujer.

Tasha Brown, la otra madre de los menores, que aún vive en

Canadá

, se contactó con la policía y reveló que Etchells viajó con los niños por toda Europa y Medio Oriente.

Tasha con una foto de su hija.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »