El sujeto asolaba la localidad santiagueña de Sumampa hasta que un grupo de comerciantes puso manos a la obra para capturar al maleante.

Cansadas de los actos de robo llevados adelante por un sujeto en la localidad santiagueña de

Sumampa

, un grupo de mujeres preparó un plan sigilosamente para atrapar al hombre, el cual finalmente tuvo el resultado esperado.

Los vecinos del barrio Apache estaban alarmados porque un hombre encapuchado para no develar su fisonomía, acechaba las casas y ya había concretado al menos tres robos.

Una de las damnificadas fue una mujer policía, quien sufrió la sustracción de 20 mil pesos en efectivo, el arma de fuego y otros bienes. El delincuente había violentado una ventana, por donde también se dio a la fuga. Al salir del inmueble fue visto por un vecino que pasaba por las inmediaciones, aunque no había llegado a reconocerlo porque su rostro estaba cubierto con un pasamontaña, a través del cual solo se podían ver sus ojos.

Otras de las damnificadas fueron dos amigas y empleadas de comercio. El malviviente también violentó una ventana para ingresar a la propiedad y apoderarse de varios bienes. Tras el hecho delictivo, las mujeres decidieron colocar cámaras de seguridad en la propiedad.

El miércoles, alrededor de las 20, mientras las jóvenes se encontraban trabajando en el comercio, advirtieron a través de su teléfono celular que el encapuchado regresó a la vivienda para concretar un nuevo robo.

Se reunieron con amigas y se trasladaron hasta el barrio Apache, mientras alertaban a la Policía. Las mujeres sorprendieron al delincuente, quien se dio a la fuga hacia una zona montuosa. Lo persiguieron, rodearon y atraparon. Al sacarse la capucha, se comprobó que se trataba de un vecino que reside a una cuadra del lugar.

En esa circunstancia, arribó personal de la Comisaría 33 y se hizo cargo del sujeto. Por orden del Ministerio Público Fiscal, el malviviente quedó aprehendido. Fue identificado como Nelson Cañete, de 30 años, quien es cuidador y domador de caballos.

Las investigaciones develaron que el acusado utilizaba el número y el teléfono celular de la mujer policía, a donde habría ingresado a robar.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »