Esteban Mallorca, denunciado por violencia de género por Camila Serra, había hecho un convenio con una ex pareja. Mirá los absurdos pedidos.

El empresario Esteban Mallorca está detenido en su domicilio con una tobillera electrónica que monitorea sus movimientos. Eso determinó la justicia luego de ser denunciado por agresiones por su ex novia, la modelo Camila Serra. Durante su detención, además, agredió a varios efectivos de Prefectura. Hasta el momento está imputado por resistencia a la autoridad, amenazas y lesiones agravadas por el vínculo y por razones de género. 

Más allá de la causa que se le tramita, se conoció este miércoles un aspecto que afirma su conducta manipuladora: un contrato de noviazgo que le hizo firmar a una antigua pareja para "poder continuar la relación de forma ordenada y pacífica".

La chica en cuestión de nombre Natalia mostró el supuesto convenio a través de whatsapp. "Teniendo en cuenta los diferentes inconvenientes que venimos teniendo vamos a determinar diferentes cláusulas que deben ser respetadas", encabeza el escrito, detallando en el primer punto que las mismas deben ser totalmente privadas.

"Que quiero decir con esto. Si llego a determinar que es motivo de burla para vos y tus amigas, o cualquier otra persona viole el derecho de nuestra privacidad puede ser razón suficiente para terminar la relación. (y vos sabes que me entero de todo)", comienza diciendo Mallorca. 

LEÉ TAMBIÉN: 

Así detuvieron a empresario acusado de ahorcar a su ex

Los nueve puntos del contrato no eran más que un cúmulo de irrisorias propuestas en las que Mallorca tenía pleno dominio sobre la joven, y ella practicamente quedaba reducida a la servidumbre. Debía pasear a los perros y cocinarle siempre que tenga hambre (o avisar con tiempo si no lo haría).

La privacidad de la mujer también se veía vulnerada: tenía prohibido colocar el celular boca abajo, porque: "De encontrarlo boca abajo puedo llegar a romperlo todo". Mucho menos borrar una charla del celular, otra causal segura de ruptura. En contrapartida, ella no podía revisar su teléfono en cualquier momento. 

"No quiero que te asocien con la prostitución, ya que muy posiblemente en el corto plazo sea una persona pública y necesito cuidar mi imagen", le dice en el último punto, en relación a una conocida.  

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »