Se encuentra bajo sumario administrativo y, si bien no fue denunciada, presenta irregularidades en su función ya que debería haber aplicado el protocolo de violencia de género el mismo lunes.

La rectora de la escuela pública del barrio porteño de

Flores

donde trabajaba el preceptor denunciado por acoso es investigada por "demora en la aplicación del protocolo de violencia de género", informaron este miércoles voceros del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. 

"La rectora está también bajo sumario administrativo", dijo una fuente del Ministerio, quien agregó sin embargo que ella no fue apartada del cargo porque "no está denunciada".

"Tiene una irregularidad en su función y deberá hacer un acto administrativo para presentar su descargo", explicó la fuente.  "Lo que se hizo el martes se debería haber hecho el lunes: separación preventiva y dar parte a la Secretaría de los Derechos de Niños, Niñas y Jóvenes", agregó.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »