Ricardo Raúl Tassara le mandó un mensaje a su pareja para contarle el episodio con los ladrones dentro de su domicilio. Poco después fue asesinado por un policía.

El médico Ricardo Raúl Tassara, quien murió este viernes en la localidad bonaerense de

Burzaco

baleado por un policía que lo confundió con un ladrón, le envió a su novia un mensaje de audio para decirle que dentro de su casa había delincuentes y que a uno de ellos lo había lastimado a culatazos.

"Sí, estaban adentro de casa. Lo agarré a uno, lo cagué a cañazos. Bueno, menos mal que vine rápido. Mirá cómo quedó el fierro", dijo Tassara en un audio de Whatsapp en el que hacía referencia a su arma de fuego que quedó ensangrentada tras golpear al delincuente.

Según las fuentes, el audio fue enviado por el propio Tassara a su pareja luego de que pusiera en fuga a los ladrones y antes de la llegada de la policía. El mensaje estaba acompañado de una fotografía de una de las armas secuestradas en la casa del médico -una pistola Bersa calibre .22-, que tenía manchas de sangre.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »