Ocurrió en la ciudad de La Plata, cuando una joven se acostó a descansar junto a su hijo y al despertar vio como su compañera la estaba abusando. Tras los hechos hizo la denuncia. Ahora recibe amenazas por parte de la abusadora y la familia de esta.

Todo sucedió un domingo de febrero, cuando Ruth Pérez invitó a comer a su mejor amiga un asado familiar en su casa de Villa Elvira. Lo que parecía ser una tarde feliz, se convirtó en el momento más traumático que le tocó vivir a la joven. La mujer denunció que su mejor amiga la violó al quedarse dormida junto a su hijo y el calvario se extendió durante los últimos cuatro meses.

A esa comida, además de su amiga, que el nombre se desconoce hasta el momento, también habían sido invitadas su ex cuñada, su mamá, sus dos hijos, su sobrino y su vecina. Hicieron sobremesa, levantaron los platos y Ruth decidió acostarse un rato en una de las habitaciones. 

"Mi hijo estaba muy cansado y lo fui a dormir", relató a C5N y agregó: "Le di el pecho y al rato yo también me quedé dormida. Me desperté en una situación que no podía creer".

En un momento, abrió los ojos y se quedó helada al ver a su amiga abusando de ella. Sintió una mezcla de repulsión, horror y bronca. Inmediatamente la empujó buscando cuidar al nene. "Me desperté de golpe y la vi a ella arrodillada al lado de la cama abusando de mí", indicó Ruth.

“Vamos a ir ya para tu casa, de esto se van a enterar tu mamá y toda tu familia. Esto lo denuncio, no va a quedar acá. O te interna tu mamá en un psiquiátrico o te interno yo”, comentó.

"Me desperté de golpe y la vi a ella arrodillada al lado de la cama abusando de mí"

La madre de la mujer no solo no le creyó sino que además empezó a amenazarla junto con ella desde entonces con escracharla para que perdiera su trabajo. Tampoco encontró respuesta en el Colegio de Médicos de 

La Plata

, del cual las dos implicadas son empleadas. "En lugar de protegerme quieren echarme para que no se viralice el hecho, me apartan como si tuviera lepra", le dijo al sitio 0221.

LEE TAMBIÉN: 

Amiguita denunció que menor estaba en el "telo" con un depravado



Las dos mujeres viven en la localidad platense de Villa Elvira, a solo una cuadra de distancia una de la otra. "Tengo que pasar por la puerta de su casa cada vez que voy a la mía", se lamentó Ruth, y añadió que tuvo que empezar también a ir al psiquiatra, "debido a las pesadillas y sueños recurrentes" que tiene después de lo que le pasó. La mujer dio curso a una acción penal representada por el abogado Darío Saldaño y llevó su caso al Gabinete de Delitos contra la Integridad Sexual de la DDI local.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »