Fuentes relacionadas con la invetigación aseguran que el familiar del líder norcoreano se reunió en varias ocasiones con la agencia de espionaje estadounidense.

Kim Jong-nam, el hermano mayor del líder norcoreano, Kim Jong-un, asesinado en 2017 en Malasia, era un informante de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de

Estados Unidos

, según infomó The Wall Street Journal.

El periódico, que cita a una fuente anónima "con conocimiento de la cuestión", aseguró que Kim Jong-nam y agentes estadounidenses se reunieron en múltiples ocasiones. La fuente citada por The Wall Street Journal describió que entre la CIA y Kim Jong-nam "existía un nexo".

Kim Jong-nam fue asesinado en febrero de 2017 en el aeropuerto de Kuala Lumpur por dos mujeres que le frotaron el rostro con agente nervioso VX líquido -catalogado como arma de destrucción masiva por la ONU- y que según EEUU y

Corea

del Sur trabajaban para el Gobierno de

Corea

del Norte.

LEÉ TAMBIÉN: 

Trump: "El mundo evitó una catástrofe nuclear"

Corea

del Norte negó cualquier tipo de implicación en el crimen y las mujeres, la indonesia Siti Aisyah y la vietnamita Doan Thi Houng, fueron puestas en libertad por Malasia a principios de este año.

Doan Thi Houng, liberada en mayo, fue la única condenada por el crimen al declararse culpable de un delito menor. De acuerdo al rotativo neoyorquino, Kim Jong-nam, quien vivía en Macao (China), había viajado a Malasia para reunirse con agentes estadounidenses.

Detalles concretos de la relación entre la CIA y el miembro de la dinastía norcoreana "no están claros", según The Wall Street Journal, que indicó que "es poco probable que (Kim Jong-nam) pudiese proveer detalles del funcionamiento interno" de

Corea

del Norte por sus años de lejanía con Pyongyang y su círculo de poder.

El asesinado Kim Jong-nam, a la izquierda, y su hermanastro, actual líder de

Corea

del Norte, Kim Jong-un. 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »