En las últimas horas, se filtraron conversaciones entre un fiscal brasileño y el ex juez y actual ministro de Justicia, Serio Moro, que ponen en duda la acusación por la que el ex presidente de Brasil se encuentra en prisión. 

Las investigaciones del

Lava Jato

, y puntualmente la causa judicial contra el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, corren peligro de caer a partir de conversaciones entre un fiscal brasileño y el juez y actual ministro de Justicia, Sergio Moro, reveladas por el sitio de investigación The Intercept

Brasil

, que desataron este lunes una catarata de reacciones políticas.

The Intercept, dirigido por el periodista estadounidense Glenn Greenwald, a quien el ex analista de la CIA Edward Snowden reveló los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), tuvo acceso a las conversaciones mantenidas durante años entre fiscales y jueces en el país sudamericano.

Según The Intercept, las conversaciones privadas muestran que Moro sugirió al fiscal Deltan Dallagnoi cambiar el orden de las fases de la operación

Lava Jato

, dio consejos y pistas a los fiscales encargados del caso, algo prohibido por ley.

LEÉ TAMBIÉN: 

Argentina y

Brasil

avanzan en la idea de una moneda común

El ex juez salió de inmediato al cruce y criticó al portal por publicar conversaciones telefónicas "obtenidas ilegalmente".

"Sobre los supuestos mensajes publicados por el sitio The Intercept se lamenta la falta de indicación de la persona responsable por la invasión delictiva de los celulares", señaló un comunicado divulgado por la oficina de prensa del actual ministro que subraya que en los mensajes "no se vislumbra ninguna anormalidad" y objeta que las transcripciones fueron "sacadas de contexto"

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »