José Antonio Urruticoetxea, ex líder de la organización terroristafue arrestado cuando acudía a un tratamiento para el cáncer en un hospital del país galo.

El histórico jefe etarra José Antonio Urruticoetxea, alias Josu Ternera, fue detenido este jueves cuando acudía a recibir tratamiento para el cáncer que padece en un hospital en

Francia

, tras permanecer 17 años en la clandestinidad, informó el Ministerio de Interior español. 

Ternera, de 69 años, le puso su voz al comunicado difundido por la prensa española el 3 de mayo de 2018 por medio del cual ETA anunciaba su inminente disolución tras 60 años de lucha armada, que fue certificada al día siguiente por observadores internacionales en la localidad vascofrancesa de Cambo les Bains. 

El ex jefe político del desaparecido grupo separatista armado vasco tenía orden de captura desde 2002, cuando huyó de España tras ser citado a declarar acusado de haber ordenado un atentado contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Zaragoza, que provocó la muerte a 11 personas, entre ellos 6 nenes.

Su detención tuvo lugar a primera hora de esta jornada en la localidad francesa de Sallanches, en la región de Alta Saboya, por medio de un operativo conjunto entre la Guardia Civil española y la "Direction Générale de la Sécurité Intérieure (DGSI) francesa", que fue bautizado con el nombre "Infancia robada" por los menores fallecidos en el atentado de Zaragoza. 

El Ministro del Interior español, Fernando Grande Marlaska, afirmó que el etarra fue detenido "en la calle, caminando, en un aparcamiento (estacionamiento). Podemos inferir que su salud es razonable".

Tras su arresto, Ternera ingresará a una prisión francesa para cumplir una condena de ocho años dictada en su contra en 2017 por asociación de malhechores con carácter terrorista. 

La justicia española, no obstante, estudia reclamar la entrega de Ternera de forma temporal para que sea juzgado por las causas pendientes en su contra, dijo Marlaska. 

Además del caso de la Casa Cuartel de Zaragoza, Ternera está acusado del asesinato de un directivo de la empresa Michelin, en 1980; de la financiación de ETA a través de las herriko tabernas (bares independentistas); y por crímenes de lesa humanidad. 

José Antonio Urruticoetxea padece de cáncer.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »