El ex presidente brasileño tendrá libertad restringida tras pasar casi una semana en prisión, aunque deberá entregar su pasaporte y poner bienes a disposición de la justicia.

El

ex presidente

de

Brasil

Michel Temer

fue puesto este miércoles en libertad tras pasar casi una semana en prisión, luego de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) revocara la orden de prisión preventiva en su contra.

Temer (2016-2018), de 78 años, fue arrestado el jueves último tras un fallo de un tribunal de segunda instancia por uno de los procesos que responde por presunta corrupción.

Sin embargo, el STJ, de tercera instancia y ante la que había apelado su defensa, decidió de forma unánime por su excarcelación, informó la agencia EFE.

El ex mandatario dejó el Comando Antidisturbios de la Policía Militarizada de Sao Paulo a las 13.30 hora local (16.30 GMT) y estaba acompañado de su asesora, con quien se dirigió directamente a su residencia, en la zona oeste de la capital paulista.

"Yo dije que aguardaría con toda tranquilidad y serenidad la decisión del STJ, que se dio ayer, y eso hice", afirmó en unas rápidas declaraciones a los periodistas al llegar a su casa, donde deberá permanecer en libertad restringida, es decir no podrá tener contacto con otros imputados, tendrá que entregar el pasaporte y poner bienes a disposición de la justicia.

Por su parte, el abogado del ex Jefe de Estado, Eduardo Carnelós, afirmó que su cliente "siempre ha confiado y sigue confiando" en la Justicia.

Con la decisión del STJ, "queda establecido que no hay ningún fundamento para mantener el

ex presidente

preso"
, señaló Carnelós.

El defensor apuntó que se dedicará ahora a la presentación de "las defensas contra las acusaciones que fueron hechas" contra Temer y que "todo será decidido" por la Justicia, "obedeciendo los ritos legales del
Estado".


"Todas esas acusaciones serán destruidas, porque no tienen ningún fundamento jurídico", agregó el letrado.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »