Ocurrió en Roma. El religioso devolvió el servicio a un edificio ocupado, que debe 300.000 euros. 

Un edificio ocupado de

Roma

, en el que viven unas 450 personas, estuvo sin energía eléctrica durante varios días por una abultada deuda. Ante la imposibilidad de los habitantes del lugar de pagar los cerca de 300.000 euros que debían, un alto funcionario del

Vaticano

fue el que se encargó de "colgarlos" de la luz. El ala ultraderechista del gobierno explotó de bronca.

Los integrantes del ala más xenófoba del gobierno italiano manifestaron su repudio a la actitud solidaria del prelado.

El cardenal Konrad Krajewski, encargado de las obras de caridad del Papa en los alrededores de la Plaza San Pedro y el resto de

Roma

, más conocido como el limosnero de Francisco, había prometido el sábado que si la empresa que suministra el servicio no resolvía el problema durante esa jornada, él mismo se encargaría de hallar una solución. Las horas pasaron y ninguna cuadrilla de la compañía ACEA se presentó en el inmueble llamado Spin Time, cercano a la terminal de trenes de Termini.

Por lo tanto, el religioso cumplió su promesa. Bien entrada la noche, Krajewski llegó al lugar, cortó todos los seguros puestos por la empresa y él mismo reactivó los medidores, con lo que la energía eléctrica volvió a los centenares de personas que habitan el edificio. "Intervine personalmente para reactivar los medidores. Ha sido un gesto desesperado. Había más de 400 personas sin electricidad, con familias, niños, sin siquiera la posibilidad de prender las heladeras", explicó.

Bronca

Como era de esperar, los integrantes del ala más xenófoba del gobierno italiano manifestaron su repudio a la actitud solidaria del prelado. El ministro del Interior, Matteo Salvini, ultraderechista miembro de la Liga Norte, expresó su disgusto y disparó: "Cuento con que el limosnero del Papa, que ha reactivado la corriente en un edificio ocupado en

Roma

, pague los 300.000 euros de facturas atrasadas".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »