Fue primicia de cronica.com.ar La menor de doce años relató que "fue manoseada y acosada" por un cura, del Colegio Sagrado Corazón, a quienes la mamá de la víctima denunciará por encubrimiento. 

La madre de la adolescente que denunció a un cura por abuso sexual en el Colegio Sagrado Corazón de la localidad bonaerense de

Dock Sud

aseguró que demandará a la institución por encubrir el hecho y sostuvo que su hija está asustada y triste.

Según la madre, su hija, una adolescente de 12 años, "fue manoseada y acosada" por un cura luego de que éste la llamara para confesarse en una de las aulas del colegio al que asiste, en el partido de Avellaneda.

Por lo que  la mamá de la nena aseguró que irá al Polo Judicial de Avellaneda para denunciar al colegio Sagrado Corazón "porque sus directivos no me quieren facilitar los datos del cura", dijo. 

El director del colegio, Diego Martín Liniers, no me quiso dar ningún dato del cura más que su nombre, Higinio Grau, afirmó.

Y agregó que le pidieron que por favor no divulgara lo sucedido porque el colegio tiene un prestigio desde hace años en la zona.

Mónica expresó que el cura está hace un mes trabajando en el colegio y que fue enviado por la diócesis local.

Ella se comunicó con la diócesis correspondiente a Avellaneda y Lanús, y le dijeron que Grau está de licencia por asuntos personales y tampoco me quisieron dar datos sobre su paradero.

En cuanto a su hija, sostuvo que está asustada y triste porque pierde a sus compañeros desde que tenía 3 años, dado que la cambiarán de colegio, y que recibió contención psicológica por parte del Centro de la Mujer local.

Vengo de una familia cristiana y quería que mi hija tenga una enseñanza mejor y en un colegio católico, se lamentó la madre.

Según el relato de su hija, todo comenzó el lunes por la tarde cuando la menor estaba en la clase de inglés y fue llamada por el sacerdote para confesarse.

El lunes a las 14.30 mi hija me llamó diciéndome que el cura la citó a confesarse en un aula, algo extraño porque nunca se confesó fuera de una iglesia, y la puso incómoda tocándole las manos primero y luego las rodillas, relató.

Luego, su hija le contó que el sacerdote le apretó la nuca, le acercó su cara y le dijo que era una niña hermosa y la próxima vez la iba a confesar en un aula cerrada.

La madre de la menor fue ese mismo lunes al establecimiento educativo para pedir explicaciones a las autoridades.

Mónica manifestó que tiene el apoyo de otros padres de compañeros de su hija y confirmó que existen otros casos de abuso dentro de la institución hacia una chica y un chico de 15 años.

Directivos y representantes legales del establecimiento educativo se encontraban reunidos esta tarde con padres y alumnos de todos los cursos del colegio secundario.

Desde el establecimiento también reportaron que tras la denuncia, el sacerdote fue separado de sus funciones por las autoridades educativas.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »