Israel advirtió que no le permitirá desarrollar armas atómicas, pero el objetivo del proceso es conseguir una potente bomba. 

La tensión aumentó a uno de sus puntos máximos en Oriente Medio, luego de que el presidente presidente iraní, Hasan Rohani, anunciara la reducción de los compromisos adquiridos en el acuerdo nuclear de 2015 con el Grupo 5+1, con lo que acelera el proceso que le permitiría conseguir una bomba nuclear. Además, dio un plazo de 60 días al resto de los firmantes para optar entre obedecer los designios de Estados Unidos o salvar el pacto y ayudar a Teherán. Las respuestas no se hicieron esperar.

El anuncio realizado por el gobierno de la República Islámica precisa que el país no limitará sus reservas de agua pesada y de uranio enriquecido, tal como se había comprometido en el pacto que, bajo la administración de Barack Obama, incluyó también a Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China. Además, Rohani advirtió: "Si durante estos 60 días no se mantienen nuestros principales intereses, especialmente la venta de petróleo y la eliminación de sanciones bancarias, volveremos a las condiciones anteiores".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »