Tras ocho semanas de viaje, por problemas técnicos, la nave espacial perdió su motor principal, se encaminó hacia un descenso incontrolado y no consiguió aterrizar.

El módulo espacial israelí Bereshit no consiguió aterrizar en la

Luna

por problemas técnicos, tras ocho semanas de ruta por el espacio para cumplir con su misión.

LEÉ TAMBIÉN: 

Israel

llega a la

Luna

de la mano de dos argentinos

El proceso de aterrizaje quedó abortado cuando estaba previsto que la aeronave llegara a la superficie lunar, según se retransmitió en directo a través de un canal de Youtube habilitado por los promotores del proyecto, la entidad privada SpaceIl y el grupo estatal Industria Aeroespacial de

Israel

(IAI). 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »