La determinación la tomó la Cámara Federal Porteña, tras descatar el "estado de necesidad" de los sospechosos Sajjad Samiei Naserani y Manzoreh Sabzali.

La Cámara Federal porteña confirmó este miércoles el

procesamiento

con prisión preventiva de los dos ciudadanos iraníes que ingresaron a la Argentina con documentación israelí falsa, al descartar que hayan actuado en "estado de necesidad", como supuestos perseguidos en su país, según la decisión del Tribunal de Apelaciones.

Los jueces de la sala II de la Cámara Federal sostuvieron que Sajjad Samiei Naserani, de 27 años, y Manzoreh Sabzali, de 30, ingresaron al país "al amparo de una logística cuyo real alcance y responsabilidades debe ser determinado" y remarcaron que aún restan realizarse medidas de prueba.

Los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia aventuraron que la conclusión de las medidas en curso "permitirán avanzar no sólo sobre el accionar de los involucrados desplegado" en la Argentina "sino además establecer la posible existencia de conexiones a nivel internacional"

La causa se inició con una denuncia formulada por el Departamento de Interpol de la Policía Federal Argentina que indicaba que el 12 de marzo arribaron al Aeropuerto Internacional de Ezeiza dos personas provenientes de España, que ingresaron al país con documentos falsos.

Al efectuar el control migratorio, los imputados presentaron los pasaportes israelíes a nombre de Netanel Toledano y de Rivka Toledano, lo que generó que se dispararan las alertas de la base de datos de la Organización Internacional de la Policía Criminal (OIPC Interpol), por figurar como robados.

"A través de Interpol Israel se corroboró que tales numeraciones correspondían a David Assouline y a Brigitte Assouline (esposa de David), quienes se encontraban, al momento de la consulta, residiendo en ese país. Además, hizo saber que los pasaportes exhibidos detentaban múltiples faltas de ortografía en escritura hebrea", recordaron los magistrados de la Cámara Federal en su fallo.

"A partir de ello, se ordenaron urgentes tareas de campo, logrando dar con el paradero y detención de los aquí imputados, identificados como Mansoreh Sabzali y Sajjad Samiei Naserani, ambos de nacionalidad iraní, quienes se encontraban en un hotel ubicado en la calle Lavalle al 3000, previo haberse alojado en hospedajes situados en la calle Perón al 900 y en Diagonal Norte al 800, todos de esta ciudad", remarcaron.

Los jóvenes iraníes habían sido procesados el 22 de marzo por Luis Rodríguez por hacer "uso de un documento o certificado falso o adulterado".

Además de apresarlos , la Justicia les secuestró al menos dos teléfonos celulares: en uno de ellos figuraban las fotos de sus supuestos verdaderos pasaportes.

Al prestar declaración indagatoria Naserani sostuvo que llegó a la Argentina tras escaparse de Irán por un caso de adulterio: aseguró que se enamoró de una mujer casada y que debió irse con documentación falsa para no ser detenido.

En su declaración, siempre en inglés, aseguró que ahora estaba en pareja con Mashoreh Sabzali a quien conoció en España y con quien compró los documentos con los que juntos ingresaron a la Argentina. 

De acuerdo con la investigación judicial, antes de ser detenidos en la Ciudad de Buenos Aires, por la zona del Abasto, Naseran realizó una llamada telefónica desde un teléfono celular que, según declaró, habría sido a un abogado experto en delitos migratorios que sacó de Google.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »