Ocurrió en Estados Unidos, donde la señora junto a su pareja donaron su cuerpo a la ciencia tras leer un poema. Cuando estudiantes le realizaron la autopsia descubrieron la insólita condición que presentaba el cadáver.

Rose Marie Bentley se volvió famosa en la historia de la Medicina estadounidense, a pesar que lleva más de un año muerta, debido a que diversos órganos estaban desarrollados en partes del cuerpo que no correspondían.

Tenía 99 años cuando falleció y su cuerpo fue utilizado por estudiantes para sus clases en la universidad.

Ella y su esposo habían decidido donar sus cuerpos al Programa de donación de cuerpos de OHSU luego de leer un conmovedor poema llamado "To Remember Me – I Will Live Forever",  que trataba de recordar a los seres queridos después de su muerte.

Durante un día de marzo de 2018, un equipo de estudiantes forenses de la Universidad de la Salud y las Ciencia de Portland, Oregon, prepararon un cadáver dentro de sus instalaciones para iniciar una autopsia. Ellos no sabían su nombre, ya que las personas que ofrecen sus cuerpos a la ciencia lo hacen con absoluta privacidad, pero su caso trascendió por ser único.

Rose Marie Bentley, vivió 99 años sin saber que tenía una condición anatómica rara. (Gentileza: News Ohsu)

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »