El ex jefe de Educación de Brasil era clasista y defendía a Pablo Escobar. El hombre de 75 años es colombiano. 

Si algo le sobraron a los primeros cien días de gobierno de

Jair Bolsonaro

fueron las polémicas. La última llegó ayer, con la destitución de su poco presentable ministro de Educación, quien entre otras cosas, defendía la dictadura y hasta destacaba la tarea del narco Pablo Escobar.

El colombiano nacionalizado brasileño Ricardo Vélez Rodríguez generó sospechas sobre su idoneidad desde el momento mismo de su designación, por lo que con su salida del gobierno,

Jair Bolsonaro

intentará ganar un poco de aire. "Les comunico a todos la designación del profesor Abraham Weintraub para el Ministerio de Educación", publicó el presidente en Twitter, donde también le agradeció al saliente funcionario por los "servicios prestados".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »